¡A darle que es mole de olla!

El rico caldo de la cocina mexicana.

Historia de la salsa para el mole de olla

Mulli era una palabra en náhuatl que se utilizaba para llamar a las salsas, en general. Usualmente hechas con chiles y otros vegetales molidos en molcajete, estas salsas eran una presencia constante en la gastronomía prehispánica.

Cuando llegaron las influencias europeas a esta tierra, la cocina dio un giro. El maíz, los chiles, tomates, frijoles, calabazas, chayotes y las carnes de conejo y guajolote, ahora coexistían con la papa, la zanahoria, la cebolla y las carnes de puerco y res.

Durante la época de la colonia, nació como una expresión del mestizaje gastronómico que vivían las culturas. Se trata de un caldo hecho con chiles secos como el ancho y el guajillo, cebolla, cilantro y otras hierbas. Este caldo lleva verduras como calabaza, xoconostle, zanahoria, elote, ejote y papa. La forma más común de prepararlo es con chambarete de res, pero también se prepara con otro tipo de carne como cola de res y espinazo de cerdo. En todo caso, el mole de olla debe cocinarse lentamente, de manera que los vegetales y la carne estén muy suaves al momento de servirlo. Puedes acompañarlo con tortillas de maíz Teocentli.

Aunque el mole de olla es un clásico de la gastronomía del Estado de México, han surgido diversas versiones en los estados de la República Mexicana.

Teocentli.com.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *